Familia Eguren

Anastasio

1840

Llega a San Vicente de la Sonsierra desde Bergara. Se casó con Estefana y fue el comienzo de la historia del vino de la familia Eguren.

Trifón

1869

La segunda generación, se casa con Ascensión, y sigue trabajando las viñas heredadas de su padre. Incorporó las técnicas francesas de elaboración del vino.

Dionisio

1870

Nace Amancio Dionisio, hijo de Trifón. Se casa con Natalia Mendoza.
Hizo frente a la llegada de la Filoxera a San Vicente y a Rioja Alta.

Vitorino

1895

Nace Vitorino Eguren, hijo de Dionisio, la cuarta generación. Se casa con Rosario Ugarte. Vivió la creación de la Denominación de Origen Rioja.

Vitorino

1934

Nace Vitorino Eguren. Se casó con Mercedes Cendoya y tuvieron tres hijos: Koldo, Asun y Mercedes Eguren.
Impulsa la venta de vino a gran escala.

La Familia Eguren está directamente vinculada al cultivo de la vid desde 1870, gracias a que el tatarabuelo de Vitorino, Anastasio, oriundo de Bergara y comerciante chocolatero de profesión se enamorara de Estefana y abandonara los verdes valles guipuzcoanos para asentarse en San Vicente de la Sonsierra.

El destino quiso que el mismo curandero que sanara a una de las hijas del matrimonio, Pascasio Pangua, pasara a ser cuidado y acogido por la Familia Eguren en sus últimos años y éste en agradecimiento legara sus viñas a su familia de acogida.

Empieza así la tradición vitivinícola de nuestra familia en lo referente a cultivo y producción de vinos en 1870 de la mano del primogénito de Anastasio y Estefana, Trifón al contraer matrimonio con Ascensión, también vecina de San Vicente.

La tercera generación vinatera de la Familia Eguren estuvo representada por Amancio Dionisio Eguren y su esposa Natalia Mendoza.

La cuarta, por los padres de nuestro “alma máter” y fundador, Vitorino Eguren Mendoza y Rosario Ugarte a los cuales les sobrevivieron cinco hijos: Natalia, Guillermo, Vitorino, Gloria y Blanca.

La quinta generación presente hoy y espejo de nuestra Filosofía y Bodega la encarna Vitorino Eguren Ugarte y su esposa Mercedes Cendoya. El nexo entre la Tradición de los ancestros y el emprendimiento mediante la comercialización y la apertura de miras.

La sexta generación coge el testigo de la mano de sus tres hijos: Koldo, Asun y Mercedes, la tradición y el espíritu de agricultor innovador e internacionalizado, “hacedores de vino” de calidad para el mercado global.