Historia de la Familia

Anastasio Eguren

“La niña está mal, no creo que pase de esta noche”. La agonía de su hija había apagado la belleza de Estefana. Entonces, Anastasio Eguren salió de casa apuntando la madrugada. Recordaba sus esfuerzos en los caminos de Bergara hacia La Rioja para vender chocolates, pero nada era comparable al dolor que sentía en su corazón.

Al rato, regresó con el curandero de San Vicente, Pascasio Pangua. Aquel viejo salvó a la niña. Estefana y Anastasio pagaron con sus cuidados a aquel hombre la vida de su hija. Un agradecimiento que acabo enraizando en La Rioja. Pascasio, sin familia, legó a los Eguren sus viñas. Era el año 1870 y así nacía la cepa. La A de Eguren, Anastasio, comenzaba una tradición del vino.